» Welcome Guest
[ Log In :: Register :: Search :: Help ]

Click here to add a report from another organization.
new topic
Organization: Fundación Propaz
The following information may be cited or quoted as long as the source is accurately mentioned and the words are not taken out of context.
Posted: April 11 2005,12:43 If you wrote this report, you will find a button here that you may click
in order to make changes in the report.

PROGRESS: Has your organization seen progress toward a culture of peace and nonviolence in your domain of action and in your constituency during the first half of the Decade?

Guatemala es un país con una historia signada por una fuerte tradición de autoritarismo, exclusión social, étnica, política y económica. Como es obvio, a lo largo de las décadas, estas características han estado en la base de numerosos conflictos y agudos episodios violentos. Entre ellos, un enfrentamiento armado interno de 36 años de duración, que culminaron con la firma del Acuerdo de Paz Firme y Duradera, en diciembre de 1996.
Como país post conflicto, heredero de una cultura de violencia fuertemente arraigada, Guatemala es escenario actual de diversos conflictos no resueltos (que habían permanecido latentes durante el enfrentamiento armado interno), o bien, de nuevos conflictos característicos o propios del actual orden mundial (tensión entre lógicas globalizadoras y dinámicas nacionales, entre enfoques económicos y visiones políticas contradictorias entre sí).
Así las cosas, la transición hacia un cultura de paz y no-violencia debe ser vista como un proceso de mediana y larga duración. Es, entonces, desde esta perspectiva temporal acotada, y en este particular estadio histórico, como cabe ponderar los siguientes progresos o avances hacia una cultura de paz y no-violencia:
• Mayor conciencia sobre la necesidad de dirimir controversias públicas por medio del diálogo y la concertación. En la otra cara de la moneda, esto quiere decir que en la actualidad existe un visible rechazo —tanto entre actores y sectores sociales, como entre la ciudadanía en general— por el empleo de métodos violentos para defender la diversidad de intereses existentes.
Esto se ha traducido en el establecimiento de diversos procesos de diálogo y negociación, tanto a nivel local como regional y nacional. Mediante estos procesos se han logrado acuerdos importantes cuya implementación —a veces débil y fragmentada— representa altas posibilidades para introducir cambios estructurales en el país.
• La mayoría de sectores sociales, pese a sus naturales diferencias, coincide en privilegiar el sistema democrático como forma de Gobierno que viabilice la paz y el desarrollo integral. Esta valoración del significado de la democracia no está, sin embargo, exenta de tropiezos e incluso de retrocesos, ya que la última década de gobiernos legítimamente electos no ha representado mejoras significativas en cuanto a los índices de desarrollo con equidad.
• Asimismo, también existe un creciente consenso social acerca de la importancia de velar porque se garanticen los Derechos Humanos en el país. Aunque como sociedad estamos lejos de su plena vigencia y respeto, tanto a nivel del discurso, como a nivel de la implementación de ciertas prácticas, políticas e instituciones en pro de los Derechos Humanos, se han realizado esfuerzos y avances altamente significativos.
Destaca, en particular, la emergencia de organizaciones de los Pueblos Indígenas que no solo han visibilizado las seculares desigualdades e iniquidades en su contra, sino que también han promovido acciones en pro de la defensa de sus intereses y del respeto a sus Derechos. Esto ha significado la apertura de espacios para la participación de ciudadanos y ciudadanas indígenas en diversas organizaciones aglutinadas en un movimiento social único, impensable hace unos 20 años.
• Aunque incipientes e insuficientes (dado el enquistamiento o arraigo de mentalidades, actitudes y prácticas violentas y autoritarias), se han comenzado a implementar acciones que favorecen una visión positiva del conflicto social como oportunidad para el cambio. Esto es, desde las organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales se han promovido acciones para fortalecer la práctica del diálogo, la negociación y la mediación como mecanismos alternativos para arribar a consensos y dirimir conflictos.
• También se han realizado esfuerzos importantes, especialmente desde las organizaciones sociales y organismos internacionales, por promover campañas a favor de la vida, la paz y la no-violencia. Esto incluye programas de educación para la paz, acciones en pro del desarme, y otras.

OBSTACLES: What are the most important obstacles that have prevented progress?

• El fin del enfrentamiento armado interno y el inicio de la transición democrática comportaron una notable disminución de la violencia política. No obstante, cuando comenzó a desdibujarse el escenario de extrema bi-polarización, fueron evidenciándose nuevos conflictos y conflictividades, por diferentes motivos, con raíces diversas y sumamente complejas. En otras palabras, la construcción de la paz y la transición hacia la democracia han traído consigo una nueva conflictividad de naturaleza multicausal que requiere diferentes mecánicas y prácticas de abordaje, así como la presencia de nuevas instituciones que permitan su resolución.
Estas nuevas visiones, prácticas, mecanismos e instituciones representarían el necesario andamiaje para una cultura de paz y no-violencia en el país. Sin embargo, su construcción no ha sido fácil, debido, en términos generales, a lo arraigado de la cultura de violencia en el país, lo cual se traduce en la persistencia de actitudes y patrones mentales que privilegian el uso y abuso de la fuerza y la violencia como forma de ejercer poder o de dirimir desacuerdos.
• Como es obvio, la resistencia a cambiar patrones de confrontación por una cultura de diálogo, tolerancia y respeto mutuo es aún más marcada en aquellos grupos, sectores y, o actores que de una u otra forma se benefician de la violencia y el abuso de poder.  No obstante, desde una perspectiva sistémica, también quienes no se benefician participan o son co-responsables de perpetuar este ciclo perverso (debido a la apatía, la no-participación ciudadana, la búsqueda de leyes y prácticas de “mano dura”, la satisfacción o complacencia frente a liderazgos autoritarios o, simplemente, debido a la ignorancia sobre lo que es una cultura de paz y de manejo adecuado de los conflictos).
Tenemos, entonces, por un lado, la presencia de grupos paralelos al poder oficial (poderes ocultos), crimen organizado, narcotráfico, pandillas juveniles, contrabando, y otros. Estas organizaciones y grupos paralelos de poder distorsionan el proceso democrático y, por ende, obstaculizan la consolidación de la paz en el país.
Por el otro lado, tenemos una ciudadanía apática, con un tejido social desgarrado, fragmentado o simplemente poco cohesionado para participar más activa y propositivamente en la transformación social. Y en el medio, una estructura estatal débil, tanto como un sistema de partidos políticos en crisis, lo cual no favorece la implementación de políticas de Estado más proclives a la cultura de paz y no-violencia.

ACTIONS: What actions have been undertaken by your organization to promote a culture of peace and nonviolence during the first half of the Decade?

La Fundación Propaz es una institución privada de servicio público, independiente y sin condicionamientos políticos y económicos. Está orientada, desde la perspectiva procesal, a la consolidación de la paz, la democracia, el desarrollo y el fortalecimiento de la esfera pública nacional.
La Fundación Propaz constituye una propuesta inédita en la historia institucional de Guatemala, pues acciona como una expresión de la esfera pública y, a la vez, es una entidad que busca, precisamente, el fortalecimiento de los espacios públicos de participación y acercamiento entre Estado y sociedad. Es decir, la Fundación no es ni una organización de la sociedad civil, ni una entidad estatal: acciona en y desde la esfera pública.
Por tal motivo, la Fundación no nace como una expresión sectorial, sino como una estructura intersectorial, conformada desde sus orígenes por representantes del Gobierno de Guatemala, personas representativas de la Sociedad Civil, con el apoyo de la Organización de los Estados Americanos (mediante su Unidad para la Promoción de la Democracia) y los países donantes: Suecia, a través de la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional (ASDI), Noruega, a través de su Embajada en el país y Suiza, por medio del Departamento Federal de Asuntos Exteriores.
Uno de los principales propósitos de la Fundación Propaz es fortalecer la esfera pública como el espacio de encuentro y relacionamiento sectorial en donde se puede fortalecer la paz, la democracia y el desarrollo.
Desde sus inicios, en marzo de 2003, las principales acciones implementadas para promover una cultura de paz y no-violencia se han referido, primordial y específicamente, al trabajo en pro de un abordaje pacífico de los conflictos, promoviendo el diálogo como herramienta fundamental para arribar a acuerdos y visiones consensuadas sobre aquello que interesa y, o afecta a diversos sectores nacionales.
Este trabajo se ha realizado desde la posición de terceros imparciales que promueven o facilitan acercamiento entre sectores confrontados, diálogos y negociaciones (sea para el arribo a visiones conjuntas, o sea para resolver conflictos o abordar conflictividades). Entre nuestras principales modalidades operativas se encuentra la facilitación de diálogos de diversa naturaleza, la capacitación y formación sobre temas afines a la construcción de la paz, la asistencia técnica a instituciones del Estado y de la Sociedad Civil, la sensibilización ciudadana y la sistematización de procesos.
A manera de ejemplo, mencionamos algunas de las actividades más significativas que hemos implementado:

a) Facilitación de la Mesa Intersectorial de Diálogo sobre Pueblos Indígenas (MIDPI), la cual abordó, mediante el diálogo intersectorial, las principales problemáticas que históricamente han afectado a los pueblos indígenas del país. Mediante este proceso se arribó a recomendaciones para revitalizar el Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas, que es uno de los Acuerdos de Paz más atrasados en su cumplimiento.
b) Asistencia técnica y apoyo a la Unidad de Seguimiento a los Acuerdos de Paz de la Institución del Procurador de los Derechos Humanos (USAP / IPDH). Mediante este proceso se ha buscado apoyar a una de las entidades clave para el funcionamiento de la democracia en el país, como lo es la Procuraduría de los Derechos Humanos.
c) Facilitación de procesos de diálogo sobre las relaciones interétnicas de Guatemala en el marco de la ejecución de la Campaña “Nuestra diversidad es nuestra fuerza”, la cual lleva a cabo el Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (CIRMA). Este proceso, aún en marcha, busca contribuir a abordar las aristas profundas, individuales y, por lo tanto, más arraigadas de la discriminación racial.
d) Asistencia técnica y facilitación de diálogos en apoyo al proceso de resarcimiento a las víctimas del conflicto armado interno. Al apoyar este proceso, se está contribuyendo a la reconciliación nacional, base fundamental para la paz.
e) Después de haber contribuido a la solución del agudo conflicto que se vivía en el municipio de San Mateo Ixtatán (Huehuetenango), se brindó asistencia técnica y capacitación a la Corporación Municipal, para la conformación del Consejo Municipal de Desarrollo y el eventual establecimiento de un sistema de prevención de conflictos en la localidad. La idea es contribuir a la edificación y consolidación del entramado institucional que, por ley, debe ser el espacio privilegiado para la participación conjunta de la ciudadanía y las autoridades locales, actores principales para la resolución de conflictos, la formulación de políticas públicas, y otros.
Los procesos de apoyo arriba mencionados se caracterizan por su larga duración, por contar con un diseño específico que incluye la realización de diversas actividades puntuales, así como porque cada uno de ellos implica la puesta en práctica de diversas estrategias o modalidades operativas (facilitación, asistencia técnica, capacitación, formación, intermediación, monitoreo, seguimiento, investigación, sistematización, asesoría, y otros).
En cuanto a capacitación, se han ejecutado, entre otras, las siguientes actividades:
Talleres de capacitación dirigidos a voluntarios nacionales de transición de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Guatemala (MINUGUA)
Taller sobre relaciones Estado – Sociedad, dirigido a participantes del Programa de Paz de CARITAS / Suiza.
Talleres dirigidos a técnicos en salud de la Asociación de Servicios Comunitarios de Salud (ASECSA).
Talleres dirigidos a técnicos catastrales de la Unidad Técnico Jurídica (UTJ – PROTIERRA) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación.
Talleres dirigidos a líderes de organizaciones de la Sociedad Civil que pertenecen al Movimiento Nacional de Derechos Humanos.
Talleres dirigidos a voluntarios de la Universidad de San Carlos de Guatemala.
Vale la pena mencionar que tanto a nivel de capacitación como a nivel de procesos de formación, la Fundación trata temas como análisis y transformación de conflictos, comunicación y diálogo, mediación, negociación, diseño de procesos de toma de decisiones, consenso, facilitación, negociación, incidencia y cabildeo e introducción al pensamiento sistémico.

ADVICE: What advice would you like to give to the Secretary-General and the General Assembly to promote a culture of peace and nonviolence during the second half of the Decade?

• Contribuir al establecimiento de un vínculo más claro (tanto a nivel teórico-conceptual, como metodológico) entre la esfera de quienes promueven la cultura de paz y no-violencia, y quienes trabajan en el campo de la resolución de conflictos.
• Ejercer presión para que se reduzcan las dobles agendas de numerosos organismos internacionales que, por un lado, utilizan la retórica de la democracia y la paz y, por el otro, son benevolentes con aquellos sectores y, o actores que promueven la destrucción de vidas humanas mediante políticas económicas, militares, sociales y ambientales totalmente inequitativas y excluyentes.
• Abordar las líneas de reforma del Consejo de Seguridad de la ONU planteadas recientemente por el Secretario General, promoviendo mayor consulta con organizaciones de la Sociedad Civil de reconocido prestigio a nivel mundial que trabajen temas afines.

PARTNERSHIPS: What partnerships and networks does your organization participate in, thus strengthening the global movement for a culture of peace?

Debido a nuestra reciente creación, en la actualidad no participamos formalmente en ninguna red vinculada a movimientos globales a favor de una cultura de paz y no-violencia. No obstante, dada la herencia recibida de OEA-PROPAZ, tenemos un fuerte vínculo de relacionamiento con la OEA / UPD, quien además es uno de nuestros miembros fundadores honoríficos de carácter internacional.
No obstante, es preciso indicar que la Fundación Propaz está abierta a estrechar lazos de relacionamiento e intercambio con entidades homólogas a nivel internacional.

PLANS: What new engagements are planned by your organization to promote a culture of peace and nonviolence in the second half of the Decade (2005-2010)?

A corto plazo, la Fundación Propaz seguirá promoviendo un enfoque dialogal de los conflictos inherentes al proceso de democratización del país, mediante la creación y, o fortalecimiento de espacios y mecanismos efectivos de acercamiento y diálogo intersectorial, y la prevención y resolución de conflictos. Todo ello en un marco congruente con los valores y prácticas democráticas. En particular, seguiremos contribuyendo al diálogo intercultural, por considerar que una paz verdaderamente consolidada requiere el concurso de toda la población, la cual, en Guatemala, es indígena en su gran mayoría.
A mediano plazo, la Fundación Propaz también coadyuvará a la creación de una corriente de pensamiento y acción sobre la necesidad de fortalecer la esfera pública como el espacio privilegiado en donde deben dirimirse, de manera pacífica y democrática, los principales problemas que nos aquejan.
A largo plazo, la visión de la Fundación Propaz apunta hacia la creación de condiciones que abonen el paso de la confrontación sociopolítica hacia una cultura ciudadana de diálogo participativo.

Postal address of organization

12 calle, 6-55 zona 10, Ciudad de Guatemala, Centroamérica.
C.P. 01010

E-mail address of organization

fundacionpropaz@propaz.org.gt

Website address of organization


Highest priority action domain of a culture of peace

Participación democrática

Second priority action domain of a culture of peace

Entendimiento, tolerancia y solidaridad

Highest priority country of action (or international)

Guatemala

Second priority country of action (or international)

Nivel regional centroamericano
Back to top
Organization: Fundación Propaz

Click here to add a report from another organization.
new topic